Cómo hacer grandes preguntas para la discusión del estudio bíblico


Dirigir un estudio bíblico en grupo es muy gratificante, pero seamos honestos, también es un poco aterrador. Una vez que inicias una conversación, dejas ir la sensación de control. Podrías viajar de Exodus a la política de Disney más rápido de lo que puedes decir "talitha koumi". Tus esfuerzos pueden producir un silencio insoportable, comentarios heréticos o un impulso de actualidad que marea al grupo. Por estas razones, muchas personas evitan tener discusiones reales en sus grupos de estudio bíblico.

Pero incluso si no está escrito, se puede realizar un estudio bíblico. Aunque está abierto, puede tener goles. Aunque interrogativo, todavía puede ser poderosamente declarativo.

Índice

    4 tipos de preguntas de discusión para un buen estudio bíblico

    Una característica de los estudios bíblicos que pocos sermones o momentos de tranquilidad personal pueden igualar: la interacción. Aprovechar el poder de la interacción debe ser una de sus principales prioridades al dirigir un estudio bíblico. Para hacer esto, debe dominar cuatro tipos de preguntas de discusión para el estudio bíblico.

    1. Lanzar preguntas

    Los primeros cinco minutos de su estudio bíblico presagian lo que está por venir. Si conecta a su gente temprano, se sentirán obligados a participar. Pero, como el mal aliento por la mañana, el aburrimiento suele aparecer temprano y puede hundir su barco antes de salir del muelle.

    La primera pregunta en su estudio bíblico debe ser abierta, interesante y relacionada con el punto principal del pasaje. Debe promover la interacción y presagiar la aplicación. El objetivo de la pregunta de lanzamiento no es solo llamar la atención; puede hacer esto tragándose una espada o usando un sombrero de espagueti. El objetivo es liberar el texto y hacer que la gente entienda la idea principal desde el principio.

    Truco : Evite relajarse en la discusión simplemente revisando el pasaje anterior o dirigiéndose a un punto. Utilice un detonante de discusión fuerte para fomentar la interacción.

    Por ejemplo, podría comenzar una discusión sobre el llamado de Moisés al ministerio - y su resistencia a ese llamado - en Éxodo 3-4 con la pregunta, "¿Cómo respondes normalmente a la debilidad o sufrimiento de los demás?"

    2. Preguntas de observación

    Cualquier estudio bíblico decente, ya sea individual o en grupo, debe basarse en una cuidadosa observación del texto. No tiene la oportunidad de obtener una interpretación precisa sin primero darse cuenta de lo que dice la Biblia.

    Un facilitador de discusiones competente debe lograr un delicado equilibrio: debe guiar al grupo a través de la observación textual, sin hacer que la discusión sea inepta o elemental.

    Punto: Evite las preguntas para completar o para leer la mente que solo tengan una respuesta correcta. Utilice preguntas enfocadas pero abiertas para llevar la nariz colectiva del grupo al texto y fomentar la interacción.

    Por ejemplo, cuando observe Hechos 19: 1-10, no pregunte: "¿Qué bautismo recibieron los discípulos de Éfeso?" Pregunte: "¿Qué experiencia tenían los seguidores de Éfeso del cristianismo antes de la llegada de Pablo?"

    No pregunte: "¿Qué fue lo primero que hizo Pablo cuando llegó a Éfeso?" Pregunte: "¿Cómo interactuó Pablo con los discípulos en Éfeso?" "

    Aquí hay una lista útil de preguntas de observación genéricas pero útiles para usar con regularidad:

    • ¿Qué palabras o ideas se repiten en el pasaje?
    • ¿Quiénes son los personajes principales y qué hacen?
    • ¿Cómo nombra el narrador a estos personajes?
    • ¿Qué palabras conectivas lógicas avanzan el argumento?

    Las buenas preguntas de observación involucran simultáneamente al grupo y abren la puerta a la interpretación.

    3. Cuestiones de interpretación

    Una vez que haya extraído las observaciones de su grupo, es hora de profundizar. ¿Qué significa el pasaje?

    Tu estudio personal del texto es fundamental. Después de haber luchado en oración con el pasaje, debe tener una buena idea del flujo y la tensión que pretendía el autor. Debería poder resumir sucintamente los puntos principales del pasaje.

    El Verbo es Eterno. Los problemas son nuevos.

    En este punto, hay un truco clave para desarrollar preguntas interpretativas: trabajar al revés. Plante su bandera en el punto principal del pasaje, revise el camino que tomó para llegar allí y elabore preguntas para guiar a su grupo a la cima. ¿Qué observaciones fueron las más significativas? ¿Qué preguntas te llevaron al punto principal y cuáles fueron tangenciales? ¿Cómo está estructurado el argumento desde el principio hasta el final? ¿Qué aspectos destacados servirán mejor al grupo?

    Truco : Evite preguntas inflexibles que obstaculicen el descubrimiento mutuo del texto por parte del grupo. Utilice preguntas honestas y curiosas que lleven a las personas al punto principal paso a paso y fomenten la interacción.


    Por ejemplo, al estudiar Isaías 25: 1–5, podría preguntarse: “¿Por qué el pueblo fuerte y despiadado glorificará a Dios? O, "¿Por qué Isaías 25: 5 se refiere al 'cántico de los despiadados'? O, "¿Por qué cambian constantemente los tiempos verbales?" "

    Algunas buenas preguntas sobre las acciones son:

    • Que es [observation] ¿medio?
    • ¿Por qué el autor dice que [or say it that way]?
    • Si esto es cierto, ¿qué efecto habría tenido en la audiencia original?

    4. Preguntas de aplicación

    ¡Bienvenido a la parte más incómoda de su estudio bíblico! No importa cuán enérgica haya sido la discusión, será difícil volverse personal. Su grupo puede flotar en el impulso de la observación y la interpretación como una burbuja de jabón brillante en un día de primavera tempestuoso, pero esa burbuja puede estallar tan pronto como cambie a la aplicación. La abstracción y la distancia intelectual ya no te protegerán. Le está pidiendo a la gente que remodele sus mentes y sus vidas de acuerdo con la Palabra de Dios, y esas solicitudes son incómodas.

    ¡Pero no temas la incomodidad! Cuando habla de la obra de Dios para conformarse a la imagen de Cristo, cualquier tensión que sienta es evidencia de progreso. Dirija a su grupo a través de situaciones incómodas y su coraje será contagioso.

    Truco : Primero haga solo las preguntas que esté dispuesto a responder. Evite preguntas tan generales que nada cambie, y evite preguntas tan específicas que no haya lugar para que el Espíritu Santo las sorprenda. Combine preguntas generales y específicas para fomentar la interacción y respóndalas usted mismo primero para dar un ejemplo de vulnerabilidad.

    Por ejemplo, "¿Cómo afectará este pasaje su disposición a correr riesgos?" O, "¿Cómo puedes vivir como si [the passage’s main point] es cierto? ”O,“ ¿Cómo podemos recordar estas cosas? ”

    Los estudios bíblicos no tienen por qué dar miedo. Por supuesto, perderá algo de control si deja temporalmente su atril a un lado para fomentar la interacción. Pero un estudio bíblico con preguntas bien preparadas y bien pensadas podría resultar más emocionante que una aventura todoterreno 4 × 4.

    Podríamos simplemente decirle que lo intente, pero podría aprender mejor si le hacemos una pregunta: Colega líder, ¿cómo se beneficiaría su ministerio si mejora al hacer preguntas útiles para la discusión sobre el estudio de la Biblia? ¡Háznoslo saber en los comentarios!

    Ryan Higginbottom y Peter Krol escriben en el blog Palabra conocida, donde ayudan a la gente común a aprender a estudiar la Biblia. Este artículo sobre Cómo hacer un buen estudio bíblico para una discusión ha sido adaptado de su serie sobre Cómo llevar a cabo un estudio bíblico eficaz.

    Artículos relacionados

    Recursos útiles

    También puedes leer

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio utiliza cookies de Google para prestar sus servicios y para analizar su tráfico. Tu dirección IP y user-agent se comparten con Google, junto con las métricas de rendimiento y de seguridad, para garantizar la calidad del servicio, generar estadísticas de uso y detectar y solucionar abusos.